+ -

cuadro en una sola pieza

dividir cuadro en 2 piezas

cuadro de dos piezas

dividir cuadro en 3 piezas

cuadro de tres piezas

cuadro compuesto por tres piezas

dividir cuadro en 4 piezas

cuadro de cuatro piezas

cuadro compuesto por cuatro piezas

cuadro compuesto por cuatro piezas

Estirados acabado Estirados

Reflejados acabado Reflejados

Continuados acabado Continuados

Blanco acabado Blanco

Negro acabado Negro


Una auténtica obra de arte

Todos nuestros cuadros son reproducciones digitales de auténticas obras de arte. Las imprimimos sobre los mejores lienzos de algodón 100% del mercado y utilizando la última tecnología de impresión para un acabado impecable. Comprueba las calidades y acabados de nuestros cuadros y te darás cuenta de la auténtica diferencia respecto a nuestros competidores.

Lienzo Algodón 100%

lienzo algodón 100% Sólo utilizamos telas 100% algodón, de los mejores fabricantes, con una densidad de 360gr/m2, para garantizar una imagen lo más real posible a la obra original. Son los mismos lienzos utilizados por los pintores y museos para las reproducciones de sus obras.
La textura del lienzo resalta la obra de arte y se consigue lo más cercano al aspecto de una pintura original.

Impresión Full HD - Fine Art - Giclée

impresion Imprimimos las obras de arte utilizando la técnica de impresión por Giclée, la mas más avanzada actualmente, lo que permite una resolución, nitidez y colorido insuperables. Utilizamos impresoras gran formato con la más moderna tecnología y tintas ecológicas.

Bastidor de madera fabricado a medida

lienzo algodón 100% Montamos todos nuestros cuadros sobre un bastidor de madera de abeto alistonado de 3 x 3 cm / 3 x 4.5 cm. Esta madera es ideal para la fabricación de bastidores ya que al ser alistonada refuerza el bastidor y evita deformaciones del mismo debido a la tensión del lienzo.
Todos nuestros bastidores son fabricados artesanalmente a mano, uno a uno, a la medida deseada por el cliente. Van reforzados por tensores en las esquinas cortadas en inglete y, junto a su grapado en V y sus barras tensoras para medidas de más de 1 metro, garantizan un bastidor de madera duradero.

Sobre la Obra

Pintura realista del artista Jozef Israëls en la que representa una escena en un mar tranquilo, con un cielo calmado y azul, siendo los protagonistas unos pequeños niños un tanto angustiados siendo el mayor el que lleva el liderazgo. Podemos apreciar un

420101003310

Niños del mar

Jozef Israëls

Public Domain

Impresionismo

ÓLEO SOBRE OTROS

Ancho: 94 cm. Alto: 49 cm.

Jozef Israëls

Josef Israëls (Groninga, 27 de enero de 1824 - Scheveningen, 12 de agosto de 1911), pintor neerlandés, nacido de padres judíos, en una familia de origen sefardí. Su padre quería que fuera un hombre de negocios y tras una pelea le dejó por fin comenzar su carrera artística. Empero, los cursos que le daban en su ciudad natal Buys y van Wicheren tenían que seguir bajo supervisión de su padre como agente y esto hizo que se marchara a Ámsterdam, donde se convirtió en alumno de Jan Kruseman y además estuvo en una academia. Pasó dos años en París, trabajando en el taller de Picot y luego regresó a Ámsterdam, donde estuvo hasta que en 1870 decidió irse a La Haya. A Israëls se le suele comparar con JF Millet. Como artistas, más que como pintores, veían en la vida de gente pobre y humilde un motivo para expresar con una intensidad peculiar su simpatía por todo ser humano; pero a Millet se le encuadra más en el personaje del poeta de plácida vida rural, e Israëls mostraba a veces en sus pinturas cierta angustia. Duranty decía que sus obras eran de tristeza y sufrimiento. Jozef empezó con temas históricos y dramáticos al estilo romántico de su época. Por suerte, tras su enfermedad, pudo recuperarse en el pueblo pesquero de Zandvoort cerca de Haarlem, allí pudo ver la tragedia de la vida cotidiana. Desde entonces, lo poseyó una nueva vena de expresión artística, sinceramente realista, llena de emoción y piedad. Entre sus obras inmediatas más importantes, se encuentran El pescador de Zandvoort (en la galería de Ámsterdam), La casa silenciosa (que ganó la medalla de oro en el Salón de Bruselas, 1858) y Pueblo pobre (premio en Mánchester). En 1862 consiguió gran éxito en Londres con Naufragio, comprado por Mr Young, y La cuna, dos cuadros que la revista Athenaeum describió como los más conmovedores de la exposición.

Impresionismo

Aunque el término Impresionismo se aplica en diferentes artes como la música y la literatura, su vertiente más conocida, y aquella que fue la precursora, es la pintura. El movimiento plástico impresionista se desarrolló a partir de la segunda mitad del siglo XIX en Europa —principalmente en Francia— caracterizado, a grandes rasgos, por el intento de plasmar la luz (la «impresión» visual) y el instante, sin reparar en la identidad de aquello que la proyectaba. Es decir, si sus antecesores pintaban formas con identidad, los impresionistas pintaban el momento de luz, más allá de las formas que subyacen bajo este. El movimiento fue bautizado por la crítica como impresionismo con ironía y escepticismo respecto al cuadro de Monet. Impresión: sol naciente. Siendo diametralmente opuesto a la pintura metafísica, su importancia es clave en el desarrollo del arte posterior, especialmente del postimpresionismo y las vanguardias.